• Adriana Romero

Feliz cumpleaños a mi

Me gusta cumplir años, es como ser la protagonista durante un día. Las llamadas, los regalos, el ponqué, las felicitaciones. Y la edad. Qué asunto este de la edad, mucho más en un mundo que desprecia a los mayores de 40, un mundo que ha vendido la idea de que solo es posible disfrutar la vida siendo joven, o sea siendo menor de 25 años, lo cual, seamos honestos, es una verdadera tontería, porque si hay una etapa en la vida llena de miedo, de ansiedad, de inseguridad, es antes de los 30. Obviamente se tiene toda la energía y la fuerza vital para enfrentar la vida, pero la mente, la cabeza es tan frágil, que es muy difícil vivir esta etapa con toda la plenitud que llega, por lo menos para mí, después de los 40 años.


Con la edad, lo que he llegado a pensar, es que la vida sería más fácil y más agradable si no hubiera esta presión constante que dictamina nuestro concepto de tiempo. Lo que supuestamente ya se debe haber hecho a cierta edad, vivir solo, manejar, tener hijos, tener casa propia, ser exitoso laboralmente, y lo que no se debe hacer una vez se llega a cierto número, como por ejemplo usar minifalda, ser explícitamente sexual, usar piercing o tatuajes, viajar sola, todas son etiquetas que los seres humanos nos hemos impuesto para ser parte de un sistema, como la edad, que también es parte de este sistema en el que vivimos, pero que en el fondo es tan poco satisfactorio para todos.


Yo me hago una pregunta, y se la hago a usted querid@ lector, si usted no tuviera la edad que tiene, cualquiera que sea, qué haría hoy, o qué plan llevaría a cabo, seguiría el camino que se ha trazado? Su edad, ese número que supuestamente nos define, cuánto define su vida, su cotidianidad, su existencia?


Yo he decidido que no tengo edad, no porque tenga miedo de volverme mayor, o porque se me noten o no los años, sino porque no quiero que el concepto de edad me impida cumplir mis sueños, hacer lo que mi corazón, mi alma y mi cuerpo, que en realidad se siente mejor que nunca, me invitan a llevar a cabo.


No hay nada, NADA que nos impida cumplir los deseos sino nuestros conceptos equivocados de la vida. No eres demasiado joven, ni demasiado viejo, ni demasiado nada para hacer lo que más anhelas. El tiempo queridos amigos, y lo dicen los científicos y los grandes pensadores, no es sino una invención para llevar la cuenta de las cosas, nada más.


Así que los invito a que se piensen sin edad, y que cuando cumplan años, o todos los días, sea solo una ocasión para celebrar que estamos vivos. Yo por ahora, empiezo la fiesta , porque se que mi vida apenas está comenzando


(Como dijo la reina de Inglaterra cuando le propusieron ser la Anciana del año con 95 años, les agradezco pero yo todavía estoy muy joven para eso)



94 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

2022